noviembre 17, 2018

[Mensaje | Importante ] Humillaos a Vosotros Mismos - Rv. William Marrion Branham [PDF | MP3]



Humillaos a Vosotros Mismos

Rv. William Marrion Branham
Español | Traducido del Inglés
 Jeffersonville, Indiana EE.UU
 14 de Julio de 1963
Audio: Disponible
Versión Booklet
Páginas: 10
Tipo: PDF

Leer On-Line

**Puedes reproducir el Audio que se encuentra más abajo e ir leyendo


A+A-

Clic acá para leer en Linea

Humillaos a Vosotros Mismos

Jeffersonville, Indiana, E.U.A.

14 de Julio de 1963

Humillaos a Vosotros Mismos
1                        [El Hno. Neville presenta al Hno. Branham-Ed.] Entonces creo que ahora puedo hacer un anuncio: "Habrá ciertos dones: y de yo pensar de algo como eso." [El Hno. Branham y la congregación se ríen-Ed.]      
2                        Yo ciertamente me gozo en estar aquí cada vez. Nuestra jornada está ahora acercándose al final, en cuanto a nuestra estadía con Uds., debido a que tenemos otra reunión que está por llevarse a cabo inmediatamente en Chicago, y mi familia tiene que estar de regreso en Arizona muy pronto. Y ellos todavía no han tenido sus vacaciones de verano, y yo tengo que sacarlos a un pequeño paseo a algún lugar, en unos cuantos días. Y luego probablemente yo estaré fuera, un día, uno de los domingos, y luego la siguiente semana, empiezo en Chicago. Y entonces yo tengo que regresarme directamente en un lunes, y llevarlos a Arizona.
3                        Y ahora me pesa tener que venir en un domingo por la mañana, y tomar este tiempo cuando todos están descansados. Uds. siempre están cansados y agotados el domingo en la noche; y luego entregarle el culto del domingo en la noche al pastor, pues eso no está bien. Pero me pesa hacer eso, y sin embargo si el domingo en la noche yo lo hiciera, el domingo por la noche, o sea, tomar el culto del domingo en la noche, entonces yo retendría a la gente hasta muy tarde. Muchos de ellos vienen de muy lejos del sur y del norte, y ellos tienen ... oh, a veces ellos conducen un coche día y noche, simplemente para llegar aquí a un culto, y luego regresarse. Y esa es la razón que yo trato de hacerlo el domingo en la mañana cuando vengo, dándoles así oportunidad de regresarse.
4                        Fieles peregrinos leales, cómo los aprecio! Ellos conducen a través del aguanieve, la lluvia, y todo lo demás, para llegar aquí por todo el país, cientos de millas, sólo para un pequeño culto. Así que eso me hace sentir agradecido a Dios, y a esta gente, por su gran apoyo en lo que yo estoy tratando de decirle a la gente que es la Verdad.
5                        Ahora, yo creo, con todo mi corazón, que esto es la Verdad. Si hubiera cualquier cosa diferente, que yo pensara que fuera mejor, yo ciertamente iría primero ... yo no le pediré a nadie que vaya a alguna parte sin que no vaya yo primero para averiguar si es correcto o no. Yo no le pediría a nadie que diera un paso en Dios, el cual yo no hubiera dado y supiera que es la Verdad. Primero, debe de ser la Palabra del Señor, y luego yo lo examino y veo si es correcto. Y entonces, si es correcto, entonces yo puedo decir: "Vénganse por aquí." Ven?, es abriendo paso.
6                        Y ahora, yo creo que cada ministro debería de hacer eso, debería ir él mismo primero. Se supone que es líder, un líder del pueblo; él no debe de hablar algo sobre lo cual él mismo no pondría su mano. Debiéramos ir allí como líderes de la gente.
7                        Esta mañana, yo tuve una experiencia muy rara y peculiar aquí en el púlpito. Y eso fue como al final del Mensaje; no fue mi intención decirlo de esa forma. Ven? Pero, bueno, creo que ya se dijo, y no hay nada que pueda hacer al respecto ahora. Pero entonces llegué a casa y me puse a estudiar sobre ello.
8                        Tuve una pequeña reunión familiar hoy día, sólo con mi hermano y ellos. Mamá ya partió. Y nosotros solíamos reunirnos en su casa, y ahora vamos allá con Dolores. [La hermana del Hno. Branham-Trad.] Tuvimos un buen tiempo allá esta tarde, hablando, y Teddy nos acompañó y cantamos algunos cantos; tocó himnos y demás.
9                        Ahora creo, tal vez el próximo domingo en la mañana, si el Señor lo permite, y si al Hermano Neville le parece bien, me gustaría tener un culto de sanidad, dedicado solamente a la sanidad. Y yo creo que con el Mensaje de esta mañana, de la manera que el Señor me condujo a traerlo, a desarrollarlo, debiera de animarnos un poco, ven Uds., para verdaderamente creer. [El mensaje fue: Por qué Clamas? Di!-Trad.] Nosotros jugamos, y decimos diferentes cosas y hablamos de ellas. Pero entonces, cuando llega a un reto, eso es algo diferente.
10                   Alguien me estaba contando, creo que fue mi hermano que está allá atrás, me estaba contando una pequeña historia hoy, acerca de un hombre, un ministro y uno de los de su congregación. Y el dijo que él podía caminar sobre un tronco.
El dijo: "Pastor, seguro, el Señor está contigo."
El dijo: "Yo puedo cargar un tronco sobre mi espalda al cruzar."  
"Seguro, el Señor está contigo." Y él fue y lo hizo.  
11                    Dijo: "Yo puedo cargar un tronco y empujar una carretilla al otro lado, al mismo tiempo."
12                   "Seguro, pastor, el Señor está contigo. Tu fe puede hacer cualquier cosa."
13                   El dijo: "Yo puedo ponerte en la carretilla y cargar el tronco."
El dijo: "Un momento!" Ven?
14                   Es diferente cuando uno mismo es incluido en ello. Ven? Ahora, es buenísimo para nosotros aquí decir: "Amén." Es buenísimo para nosotros decir: "Yo creo que eso es verdad." Pero entonces, póngalo en acción. Uno tiene que ponerlo en acción.
15                   Así como hice la declaración en esta mañana, de como la gente se acostaba en la sombra de Pedro; ellos ni siquiera pidieron la oración.
16                   Yo he ido a muchos hogares, vigilando esto mismo. Oro antes de salir, y simplemente entro allí con la unción, y ni aun oro por la gente, y salgo y ellos quedan sanos. Ven? Ven? Eso es correcto. Yo lo he visto hacerse muchas veces! Ven? Uno tiene que tener un lugar en donde colocar su fe. Ven? Uno tiene que creerlo. Y yo creo que la hora está acercándose y ahora es.
17                   Entiendo que este es un servicio que no va a grabarse. Pueda que ellos graben una pequeña cinta para ellos mismos, pero no es una cinta que saldrá por todo el país.
18                   Esto que estaba hablando en esta mañana nos ha traído directamente a un clímax, y esa es la razón que voy a tomar el próximo domingo para un culto de sanidad. Porque, desde que he estado en casa, les he dicho acerca de las visiones y lo que ha sucedido, y todo, y los he puesto al corriente, de por qué he hecho todas estas cosas. Y luego esta mañana, trayéndolo directamente ahora a ese último Jalón.
19                   Ahora es mi tiempo para una consagración a Dios; es el tiempo de Dios para hablarme a mí. Ven?, yo debo de tener un pequeño cambio en mi propia vida. No es que crea que sea malo, pero quiero sentirme un poquito más cerca a la gente. Ven?
20                   La gente a la cual he tratado de decirle de esta Verdad del Evangelio, y ellos le dan la espalda a Ella, y se van y se ríen de Ella. Ahora, para mí, eso parece como un insulto. En cuanto a mí, no importa; pero en cuanto a las cosas que he tratado de decir, es la Verdad tratando de ayudarles. Es como arrojar un bote, y decir: "Miren, aquí está, crucen al otro lado! Miren, sálganse de esa corriente crecida, van a morir! Uds. van a perecer allí!" Y ellos se burlan de uno, y se van. Bueno, para mí, me parece como que si ellos se van, no hay nada más que yo pueda hacer al respecto, ven, algo que yo pueda hacer.
21                   Pero yo quiero correr ahora por toda la ribera y persuadirlos: "Regrésense!" Ven, yo tengo que tener ese sentir, ven, porque yo sé que hay alguien allá que no ha entrado todavía. Y yo voy a pescar hasta que ... El dijo, hasta que el último pez sea pescado. Yo quiero hacer eso ahora.
22                   Y ahora, para hacer esto, yo estoy esperando que algo suceda en un culto de oración. Algo ... Y muchos de Uds. recuerdan la visión del último Jalón, de ese Tercer Jalón, mejor dicho. Uds. recuerdan, hubo algo que sucedió poco antes de eso: Yo vi esa Luz venir e irse allá a ese lugar, y dijo: "Yo te encontraré ahí." Yo estoy ahora esperando que algo suceda.
23                   Hace años aquí, solía ser que los servicios y que el discernimiento me debilitaba tanto que yo me tambaleaba. Muchos de Uds. recuerdan eso. Llegaba al punto que yo me paraba, y Jack Moore me sostenía de un brazo, y el hermano Brown del otro, y me paseaban de un lado a otro de la calle, por una hora después del servicio. Y sucede que yo estaba tratando de pensar en dónde estaba y qué pasaba. Luego, toda la noche permanecía acostado ahí y pensando de ello, sollozando y demás, pensando por qué ellos no aceptaban a nuestro Señor Jesús.
24                   Entonces, El me dijo en una visión: "Un día tú te vas a encontrar con una dama que se acercará a ti, con un traje café, y ella traerá cargando a un niño en una cobija, y a partir de ese tiempo, tú tendrás fuerzas para mantenerte más fuerte." Bueno, yo les dije eso a todos Uds. Eso ocurrió en Chicago, esa noche cuando esa damita Presbiteriana fue enviada allí, con el bebé, por su propio pastor.
25                   Y creo que fue su hermano, o uno de ellos, el que era un médico. El dijo: "No hay esperanza para el bebé a menos que el Todopoderoso lo toque."
26                   Ella fue y le dijo a su pastor. El pastor dijo: "Yo no estoy calificado", dijo él, "para actuar sobre esto de sanidad Divina, simplemente porque no tengo la fe suficiente en mí, que se necesita para hacerlo." Ahora eso, eso es ser sincero al respecto. Ven? El dijo: "No está en mí." Dijo: "Pero yo estuve en una de las reuniones del Hermano Branham, y yo te aconsejo que lleves a tu bebé con el Hermano Branham." Y el médico lo había desahuciado, y se iba morir.
27                   Y esa damita entró ahí en donde yo estaba teniendo alguna clase de servicio para esos niñitos Católicos que se habían quemado, en esa escuela allá, Uds. saben. Uds. recuerdan cuando fue. Estábamos teniendo ese servicio, y por la plataforma venía esa damita con un traje café puesto. Mi esposa y ellos estaban ahí sentados, y yo me volteé y miré, y miré todo alrededor, para ver si estaban parados ahí. Y sucede que poco antes que yo subiera, creo que Billy Paul y ellos habían estado hablando, o mi esposa o alguno de ellos, con la damita del pequeño bebé. Y la dama subió a la plataforma, y el Espíritu Santo reveló todo y sanó al bebé ahí mismo.
28                   Yo me fui, y a partir de ahí, yo simplemente no me canso. Ven, no me molesta, y yo simplemente sigo continuamente.
29                   Ahora yo estoy esperando que algo suceda, para poner en marcha ese Tercer Jalón, ven, y pueda que sea el culto de sanidad del próximo domingo en la mañana, el que tal vez produzca eso. No sé.
30                   Yo creo que lo que se tiene que hacer es decirle a sus conocidos; traigan a sus enfermos. Ahora, para un culto de sanidad, necesitamos concentrarnos en la gente enferma. Vayan por sus enfermos, y traíganlos temprano el próximo domingo por la mañana, digamos como a las ocho u ocho treinta, y permitiremos que se les dé una tarjeta de oración a medida que entren por la puerta, o como sea que lo hagan. Y entonces tendremos una línea de oración y oraremos por los enfermos, y veremos qué hará el Espíritu Santo.
31                   Yo creo que El hará maravillas si nosotros tan sólo le creemos, ven? Pero tenemos que creerle para eso ahora, con todo nuestro corazón. Y yo creo que la gran hora ha llegado cuando Dios, de la manera que estuvimos hablando en esta mañana, nos ha mostrado tanto, y nos ha traído a un cierto ... sólo a un lugar. Solamente para avanzar por encima de esa pequeña colina, y es todo lo que uno necesita, luego, da comienzo. [El "Tercer Jalón"-Trad.] Ven, sólo de la manera que fue, lo mismo con el discernimiento, lo mismo con lo profético, para observar ...
32                   Yo estaba en Calgary ... Discúlpenme, era la ciudad reina, allá en Regina, Regina. [Canadá-Trad.] Y Ern Baxter estaba parado allí, y varios de nosotros. Y el Señor me había dicho, aquí mismo en la plataforma: "Acontecerá que conocerás los meros secretos del corazón." Y eso es correcto. Y yo nunca pensé de eso en esa forma. Subí a la plataforma esa noche, con Ern, y simplemente empecé a orar por los enfermos. Y por ahí vino un hombre, y su vida fue completamente descubierta; fue la primera vez que ocurrió de esa forma, en un momento, siendo un culto de sanidad. Y cuando miré hacia la audiencia, comenzó hacer lo mismo con la audiencia y cosas. Oh, cuando lleguemos al otro lado! Todavía ni se ha dicho la mitad, acerca de estas cosas, o sea, de salir y ver cosas en la vida de la gente. Yo no digo nada al respecto. Simplemente lo dejo quieto, a menos que en verdad me sienta obligado a decir algo.
33                   Y ahora yo busco por este otro que empiece así. Ven, Dios empezándolo de Su propia manera, en Su propio tiempo soberano. Y será otra cosa que será más allá que cualquiera de estas otras personas. Ven? Y yo estoy buscando para que eso acontezca.
34                   Y yo pensé, oh, tal vez: "Si tuviera tal vez un pequeño culto de sanidad el próximo domingo." Entonces, el siguiente domingo yo probablemente salga con los niños y ellos, debido a que ellos tienen que regresarse e ir a la escuela. Y luego el próximo domingo, por supuesto, estaré en Chicago, en la reunión allá. Y entonces regresaría el siguiente lunes, para salir el martes a Arizona, para que los niños regresen a la escuela.
35                   Bueno, qué descubristes, pastor? [El Hno. Neville dice: "Bueno, descubrí algo muy extraño."-Ed.] Qué bueno, eso es magnífico; ahora queremos oír acerca de ello.
36                   Así que, el Señor les bendiga a todos Uds. grandemente. Y espero verlos aquí el próximo domingo. Y el miércoles en la noche...
37                   Y escuchen: No se les olviden estas iglesitas, como la del Hermano Ruddell, la del Hermano Jackson, la del Hermano Parnell, y la de todos aquellos hermanitos que están luchando duramente allá, ven. Y ellos sienten como que nosotros aquí somos su iglesia hermana, ven Uds. Nosotros somos así como un pequeño grupo madre para ellos. Allí es donde ellos nacieron, de aquí, pastores y demás.
38                   Y este hombrecito que está acá, este hermano, yo lo conocí la otra noche allá, es Allen, el hermanito Allen. Y espero que el Hermano Collins aquí se junte con el Hermano Allen, si es que no le conoce. Ambos son ministros Metodistas, y han visto la Verdad de la Palabra.
39                   La cual, la organización de la iglesia Metodista ...la gente en esa iglesia Metodista es un grupo fino. No vayan a pensar nunca que no son. Lo son. La gente en esa iglesia Católica es un grupo fino. La gente en la iglesia Presbiteriana es un grupo fino. Y en todos esos lugares allí, son hombres y mujeres que están esperando ver esa Luz destellar sobre su camino. Uds. simplemente sigan destellando la Luz, en humildad y en dulzura. Crezcamos todos más cerca a Dios, humillándonos a nosotros mismos. Ven?
40                   No se les olvide, este Tabernáculo perderá su fuerza. Recuerden que este es el blanco en donde Satanás tiene apuntada cada pistola del infierno. El causará que una persona haga algo que sea contrario a lo que la otra piensa. El está haciendo eso. El está haciendo una de las suyas. Ese es su trabajo, si puede lograr que alguien diga algo, alguien que hable del otro, que diga: "Bueno, escucha, sabías que fulano de tal hizo tal?" No vayan a escuchar eso. No vayan a escuchar eso, en lo absoluto. Ese es el diablo, ven?, es Satanás. No lo crean.
41                   Si alguien hizo alguna cosa mala, oren por ellos. Y no oren en una manera egoísta y digan: "Yo sé que es mi obligación, yo tengo que orar por ese hermano." Tómenlo en serio, muy en serio, por causa de esa hermana. Y sólo háblenles y sean muy dulces, y cuando menos piensen, Uds. los hallarán de regreso en el servicio otra vez. Ven? Porque, después de todo, vamos en dirección a la puesta del sol.
42                   El Señor Jesús vendrá uno de estos días. Y, Uds. saben, yo creo que será tan repentino, y tan dulce, tanto que habrá una centésima parte de un cien por ciento de todo el mundo que nunca sabrán cuando ese Rapto acontezca. Acontecerá tan quietamente que nadie sabrá nada al respecto. Ven?
43                   Y habrá por supuesto, los grupitos que dirán: "Bueno, mire, tal y tal ...?"
44                   "Oh, dicen que hay un montón de fanáticos allá, y dicen que un grupo se fue de allí, y ellos ... Eso no es cierto. Ellos simplemente se fueron a algún lugar. Nosotros hemos tenido ese tipo de fanatismo, ven."
45                   "Bueno, dicen que en ese pequeño Tabernáculo, en un lugar llamado Jeffersonville, que había tantos miembros que han desaparecido."
46                   Ven, ese es el papel que les corresponde jugar. Ellos dirán: "Oh, no hay nada en eso, ven Uds.," de esa manera, y habrá pasado, y ellos no se darán cuenta.    
47                   Por todo la nación, vendrá, y aquellos que están muertos en Cristo resucitarán primero. El Rapto acontecerá, la Iglesia será llevada a casa. Y entonces la Tribulación dará principio, y oh, hermano, no queremos estar aquí durante ese tiempo. Yo no quiero estar aquí en la Tribulación. No. Que Dios no permita jamás que alguno de nosotros vaya estar aquí durante ese tiempo. Porque, "El que es inmundo, sea inmundo todavía; el que es santo, santifíquese todavía; el que es justo, practique la justicia todavía." Ya no hay ... El Cordero había salido con Su Libro de Redención, y la Novia ha sido sacada; aquellos que lo han rechazado tienen que pasar por el período de la Tribulación, ambos Judíos y Gentiles. Qué tiempo de tribulación será! Yo no quiero eso.
48                   "Señor, santifícame ahora." Esa es una buena doctrina Nazarena, no es así? [El Hno. Neville dice: "Amén"-Ed.] Y además, es verdad. Es verdad. Eso es correcto. "Lléname ahora con Tu Espíritu Santo, Señor. Saca todo el mundo de mí ahora, Señor. No quiero problemas."
49                   Como dijo un hermano de color: "Señor, yo tengo mi boleto en mi mano. Ya ha sido perforado. Cuando llegue al río, en esa mañana, yo no quiero problemas."
50                   Así que, más o menos así es, yo no quiero ningún problema. Guarden su boleto en la mano, porque vamos a cruzar. Sólo piense en esto: el gran tiempo de redención está a la mano.
51                   Y ahora otra cosa. El hermano, cómo se llama, el que está aquí en Utica? Creo que es el Hermano Graham, y otro hermano ahí que está pastoreando. Un Hermano Shanks o algo así, o Sink? [El Hno. Neville dice: "Hno. Snelling."-Ed.] El Hermano Snelling es el pastor, y él es el que tiene el edificio. El Hermano Snelling es el pastor allá en Utica ahora. Y creo que su reunión de oración es el ... ["Jueves por la noche"-Ed.] Jueves por la noche. Ahora, Uds. saben, sería muy bueno si fuéramos allá el jueves en la noche y les mostráramos a esos hermanos un poco de compañerismo. Ven? Y entonces cuando el Hermano Jackson tenga la suya, si tan sólo nos juntáramos en un grupito y fuéramos.
52                   Sigan orando, sigan escarbando! Sí, no paren. Así como cuando Elías les dijo: "Escarben estanques allá!" [2 Reyes 3:16-Trad.] Cuando lleguen a un lugar y oigan una vieja lata decir: "Estoy muy cansada," sáquenla del camino y sigan escarbando. Ven? Simplemente sigan escarbando, porque tenemos que escarbar. Tenemos que escarbar, eso es todo. Porque si Uds. esperan escapar la Tribulación, más vale que empiecen a escarbar.
53                   Ahora, es para mí mismo, yo me estoy predicando a mí mismo con eso. Yo voy a empezar a escarbar más profundamente que en alguna vez lo haya hecho, debido a que he comprendido que, en la nación y alrededor del mundo, este ministerio volverá otra vez, así como es ahora conocido en casi todas las partes del mundo. Yo debo de ir otra vez.
54                   Mi esposa me dijo ... La otra mañana, le dije: "Yo quiero que tú vayas conmigo cuando salga. Voy a salir por ahí como en Enero, Dios mediante. Yo quiero hacer una gira mundial completa; regresar y quizás tener reuniones en los Estados Unidos, durante el próximo verano.
Y ella dijo: "Yo estoy muy vieja para ir."
55                   "Bueno," dije yo: "Yo he ido cuando yo ... con respecto a mi último viaje a ultramar, hace como ocho años, y me siento como que estoy en mejor forma ahora que cuando fui en ese entonces, ocho años atrás. Ahora sé más al respecto.
56                   Y entonces entramos al tema: "Si el Señor dijera: 'Te voy a asignar veinticinco años. No te vas a ser viejo.  Podrás seguir, y Yo te voy a asignar veinticinco años sobre la tierra.' Tomarías tú del nacimiento a los veinticinco años, o de los veinticinco a los cincuenta, de los cincuenta a los setenta y cinco, o de los setenta y cinco a cien?"
57                   Ahora, cualquier hombre que se le ha asignado cualquier tiempo sobre la tierra, ciertamente sería lo más ilógico si él no dedicara ese tiempo en el servicio de Dios. A mí no me importa lo que él haga.
58                   Ahora, si vas a ser un mujeriego, y demás, más vale que escojas esa edad joven, los primeros veinticinco años. Ven?
59                   Si vas a ser un carpintero, un mecánico, o algo así, más vale que escojas los segundos veinticinco años. Ven?
60                   Entonces yo estaba pensando sobre: "Qué de mí, cuál parte escogería? Yo escogería la parte de los setenta y cinco a los cien. Sería más inteligente, más sabio. Yo sería más estable. Yo sabría más acerca de lo que estoy haciendo. Yo tengo diez, ocho o diez años, más que cuando fui la última vez a ultramar. Ya no brinco como que si estuviera matando culebras. Yo sé más al respecto, ven. Yo sé más.
61                   Es como un perro cazador peleando con un mapache, ven?, uno sabe cómo atraparlo. No tire el salto allí; él lo arañaría. Ven?, aprenda sus trucos y obsérvelo a ver qué hace. Y nosotros aprendemos más acerca del enemigo. Así que tenemos que darnos cuenta de todas sus tácticas, y cómo él se acerca y lo que él hace, y aprender sus golpes, entonces uno está entrenado para atacarlo, ven?
62                   "Así que yo creo ahora," le dije a mi esposa, "yo creo que estoy en mejor forma ahora que cuando yo tenía cuarenta años, ...? ..." Ven, y yo tengo cincuenta y cuatro años. Y yo creo que si yo vivo y puedo caminar aún como lo puedo ahora, cuando tenga cien años, si yo ... si Jesús se tardara tanto así, yo estaría en mejor forma que lo que estoy ahora, para irme. Ven? Porque uno sabría más al respecto, uno sabría más acerca de qué hacer, cómo manejarlo, cómo manejar la situación.
63                   Ahora, tomen por ejemplo a mucha gente, si van a ser operados. "Dicen que un médico nuevo acaba de graduarse el otro día, y acaba de recibirse de la escuela médica. El nunca ha operado todavía. Que él lo haga."
64                   "Oh, no," Uds. dirían, "ni pensarlo. No ese tipo. No, señor. Todavía no, no, señor. Yo no quiero que él me meta cuchillo. Bueno, yo prefiero ir allá y conseguir a fulano de tal. Yo he oído que él ha tenido muchas operaciones. El sabe cómo llevarlas a cabo." Eso es, ven. Esa es la idea.
65                   Uds. piensan sobre esto, pero, qué del alma? Yo quiero a alguien que sepa en donde está, y que sepa el camino; que lo ha transitado. Sí, señor.
66                   El Señor les bendiga. Muy bien, Hermano Neville, suba aquí ahora. Y Dios bendiga al Hermano Neville. Ahora, no se les olvide el próximo domingo. [Hay un intercambio entre el Hno. Neville, el Hno. Branham y el Hno. Lee Vayle. Al Hno. Vayle le tocaba predicar, mas el Hno. Branham no sabía de esto hasta en este momento. El se disculpa, luego le entregan el lugar al Hno.Vayle. Predica por 70 minutos sobre el tema: Por qué Es Que Marcos 16 No Ha Obrado? Y Cómo Hacerlo Obrar De Acuerdo A Las Escrituras-Trad.]
67                   Se dijo tanto que yo no podría decir nada para mejorarlo. Y verdaderamente creo que fue el Señor el que lo obró para que el Hermano Vayle trajera este mensaje después del de esta mañana. Porque, ven, tiene que obrar de esa manera. Nosotros lo aceptamos de parte de Dios. Ven, hay tantas cosas que estuvo diciendo; yo escribí veinte sermones aquí ahora mismo, de lo que él dijo.
68                   Yo estaba pensando aquí de una pequeña ilustración, para apoyar lo que él dijo. Ahora, nosotros miramos a este reloj para darnos cuenta qué hora es. A menos que cada instrumento en ese reloj esté coordinado, uno con el otro, nunca sabremos el tiempo correcto. Es correcto? [La congregación dice: "Amén."-Ed.] Y eso requiere que todos nosotros juntos, si en verdad queremos ver al Tercer Jalón hacer algo para Dios, y en coordinación con todos nosotros juntos, nos humillemos a nosotros mismos ante Dios y confesemos nuestro error, orando y creyendo a Dios por estas cosas.
69                   Yo verdaderamente creo que lo dijo el Hermano Vayle es la verdad, que Dios nunca pondrá Su Espíritu en un templo impío, injusto y desobediente. No. Tiene que venir por la vía de la limpieza de nuestros corazones de toda malicia e iniquidad, para poder ser puros delante de Dios, para que El pueda obrar Su puro y Santo Espíritu a través de nosotros, para traer a cumplimiento estas cosas. Yo creo que, cuando Uds. se vayan a sus hogares esta noche, si leen ese pequeño libro de Judas, Uds. aprenderán bastante de lo que el Hermano Vayle ha dicho. Y él dijo: "Que contendáis ardientemente por la Fe que ha sido una vez dada a los santos." Ellos se alejan de Ella. Cómo es que hombres de mentes corruptas, y demás, habían entrado y los habían alejado de las cosas verdaderas de Dios por engaño.
70                   Y Dios únicamente puede operar a medida que le permitimos que opere. Y hay tantas cosas maravillosas, que estuvo diciendo.
71                   Uds. saben, la gente quiere poder, y realmente ellos no saben lo que es poder. Ven, ellos realmente no saben lo que le acompaña. El camino para arriba es para abajo, siempre. Si Ud. quiere poder, vea qué tan humilde Ud. puede hacerse. Simplemente apártese de todos sus pensamientos mundanos, y humíllese Ud. mismo ante Dios, y entonces Ud. tiene más poder que el hombre que corre por todo el edificio y hace una gran bulla; ve, porque Ud. ha podido conquistarse a sí mismo, y se ha entregado a Cristo. Ve Ud., humillarse ante El. Eso en verdad es poder.
72                   Muéstreme una iglesia humilde, bien humilde, no arrogante; una iglesia, simplemente una iglesia dulce y humilde, y yo les mostraré una iglesia que tiene el favor y el poder de Dios en ella. Eso es correcto. Eso es lo que se necesita: humildad, humillándonos a nosotros mismos ante Dios, permitiéndole a Dios que obre a través de nosotros. No se tiene que hacer mucha bulla.
73                   A veces, como mi padre decía, que él salía al campo con su carreta, y, cada vez que pasaba por encima de algo en la calle, se sacudía toda y seguía adelante. Pero al regresarse, él se topaba con las mismas cosas y ya no hacía ningún ruido, debido a que estaba cargada con cosas buenas.
74                   Así que, yo creo que eso más o menos es correcto, ven?, que nos llenemos con las cosas buenas de Dios, para que el fruto del Espíritu sea dado a conocer a través de nosotros. El se refirió bastante a allí a 1 Corintios 13, y cómo es que: "Y si entregase mi cuerpo para ser quemado, y tuviera todas estas cosas, y no tengo amor, de nada me sirve." Ven, nosotros queremos hacer eso.
75                   Sobre todas las cosas, son a nuestras almas individuales a las que somos responsables delante de Dios. Ve, es Ud. yendo al Cielo; no es si yo voy, o si él va. Es Ud. yendo, ven, es Ud. primero. Y Ud. tiene que ver esto bien y hacerse dulce delante de Dios.
76                   Yo siempre me he dado cuenta que un hombre que se humilla a sí mismo, es el hombre que Dios exalta. Por ejemplo, una persona orgullosa que sabe todo, y que uno no le puede decir nada, y es arrogante, y, bueno, esa es la persona que nunca llega a nada. Empero a lo contrario, Ud. mire esa persona que se humilla a sí misma y camina dulcemente.
77                   Yo estaba conversando con un hombre el otro día, que está apenas en eso de organizar una iglesia allá en la ... Se salió de una organización en la que habían estado. Y, bueno, es el Hermano Boze, y esa iglesia que ellos tenían ... y habían tenido esa gran iglesia ahí por mucho tiempo, y el Señor estaba bendiciendo. Luego la gente llegó al punto de querer pulirla como las demás, y querer meterla en una organización. Y cuando lo hicieron, esos humildes Cristianos allí dentro no quisieron eso. Ellos habían sido enseñados en contra de eso todas sus vidas, así que se apartaron de eso. Ahora ellos tienen su grupo, y el Señor los ha bendecido al grado que ahora ellos se están ubicando en un lugar grande otra vez, en una iglesia que abarca alrededor de cuatro a cinco mil personas, y están empezando de nuevo.
78                   Y ellos vinieron conmigo, y dijeron: "Hermano Branham," (sentados ahí mismo en la oficina de la iglesia, el otro día) ... Y él dijo, uno de los líderes, el Hno Carlson y ellos, dijeron: "Qué debemos de hacer?"
79                   Yo dije: "Busquen a un hombre para que sea el pastor, que no tenga ninguna reputación en cuanto a denominación; que sea un verdadero hermano humilde, dulce y genuino, que viva la Vida. Dios se encargará de los demás, ven." Yo dije: "Un buen pastor que alimentará las ovejas, y será humilde y demás, Dios hará lo demás. No un gran sabelotodo entrando, que va a poner esto en orden, y esto tiene que estar de esta manera, y cortando las cosas." Yo dije: "Nunca funcionará. Uds. tienen que ..."
80                   Eso es todo, cada pieza en la iglesia tiene que obrar juntamente, y Uds. deben de mantener en acción la parte que les toca. Así que, vemos en qué tiempo estamos viviendo. Pueda que estemos más cerca de lo que pensamos estar.
81                   Ahora, apreciamos al Hermano Vayle. No es cierto? [La congregación dice: "Amén."-Ed.] El Señor te bendiga, Hermano Vayle. Gracias. Y le agradecemos al Señor por habernos traído a nosotros este gran mensaje en esta noche.
82                   Y recibí una nota, hace algunos minutos. Una de las hermanas ha tenido algo que ella quería decir, sobre un sueño. Si me lo escribe, hermana ... El le ha dado algunos sueños que han sido ciertos en lo absoluto. Nosotros no aceptamos todos los sueños. No, no. Pero cuando son de Dios, queremos saber que es Dios hablándonos.
83                   Es como todo lo que se habla en lenguas, nosotros no lo creemos; pero cuando viene la interpretación a decirnos de algo que va a acontecer, y lo vemos acontecer, entonces le damos gracias a Dios por ello. Ven?
84                   Queremos mantener la cosa corriendo dulce y suavemente, y en el orden del Señor. Así que, acuérdense, que la parte suya puede ser el muelle, o puede ser alguna pequeña manecilla, o alguna partecita, o el botón que le da cuerda, o lo que sea que fuera; o puede ser las manecillas de la carátula del reloj, que dan el tiempo. Pero sea lo que sea, se requiere a todos nosotros trabajando juntos en armonía con el Evangelio de Jesucristo, para traer esto a suceder.
85                   Póngase a pensar! Si los dones son tan grandes, a lo que nosotros llamamos poder; y Pablo dijo: "Y si tuviese toda la fe, de tal manera que trasladase los montes, y no tengo amor, nada soy." Piensen en ello.
86                   Y aunque decimos: "Bueno, aunque yo entiendo ... Desearía conocer la Biblia."
87                   "Y si entendiese todos los misterios de Dios, ven, y aunque yo pudiera entenderlos y no tengo amor, nada soy. Ven, no he llegado a ningún lugar todavía." Ven, lo principal es: amar a Dios, y humillarse uno mismo con ello.
88                   Ahora, seguramente, después de todos estos años en el campo y alrededor del mundo, y viendo diferentes personas, yo debería de saber un poquito acerca de la puerta por donde se entra. Y si Uds. quieren llegar algún lugar con Dios, jamás permitan que un espíritu arrogante se acerque a Uds. No dejen que entre la malicia. No importa lo que alguno haga, si están mal, nunca se formen un complejo contra esa persona. Ven? Uds. sean dulces y bondadosos.  Acuérdense: Dios les amó cuando Uds. estaban en el pecado. Y si el Espíritu de Dios está en Uds., Uds. amen a esa otra persona cuando esté errado. Ven, sólo oren por ellos, y ámense el uno al otro.
89                   Sobre todo, amen a Dios y ámense unos a otros. Y sean humildes con Dios y al estar juntos unos con otros, y Dios bendecirá eso, y uno no se puede imaginar lo que El hará. Por lo general, cuando una iglesia empieza a crecer en número y se hace más grande, o algo así, entonces ellos se alejan de lo genuino, de la cosa genuina.
90                   Saben Uds. qué fue lo que trajo estas cosas a suceder, cuando yo primero empecé y el Señor me apareció allá en el río y me dijo eso? Y el Hermano Vayle vio eso, creo yo, en un periódico en Canadá, hace muchos años, donde el Angel del Señor apareció en el río allá; salió en la prensa: "Luz mística sobre un ministro local, mientras bautizaba." Y, saben Uds. qué causó eso? Cuando teníamos la reunión de carpa sólo al otro lado de la calle, una carpa que tenía cupo como para dos mil quinientas personas; ministros venían de muchas partes y me decían: "Hermano Branham, venga aquí un momento." Yo no era más que un muchacho, como, bueno, un niño. Y ellos dijeron: "Cómo mantienes a esa gente unánimes? Ellos se aman unos a otros tanto que no hemos visto a gente amarse unos a otros así.
91                   Ese es el Señor. Eso fue sobre lo que esta iglesia fue establecida: sobre ese piadoso afecto fraternal unos para otros. No podíamos ni estrecharnos la mano unos a otros, al irnos de un lugar, sin llorar como bebés, al tener que separarse el uno del otro. Ellos se amaban tanto así. Y yo podía ir a visitarles a sus hogares, y muchas veces la Biblia estaba abierta, mojada con lágrimas. Entraba, en la noche, adonde padres y madres estaban reunidos juntos, y sus hijitos en el piso, arrodillados alrededor; y los padres y las madres de rodillas, clamando y orando. Yo me paraba a la puerta y esperaba y esperaba y esperaba. Y ellos no paraban de orar; yo me sentaba en las gradas, y yo mismo me ponía a orar, esperándolos, ven.  Y eso--eso fue ... Y ellos se amaban unos a otros. Ellos se amaban unos a otros. Solíamos pararnos y cantar ese canto antiguo: 
Que enlaza nuestro corazón;
En comunión, los unos con otros,
Iguala a lo celestial.

Al irnos de este calor,
Se siente profundo el dolor;
Pero siempre unidas están nuestras almas,
Deseando vernos otra vez.
92                   Yo digo esto con grande gozo en mi corazón, a Cristo; muchos de ellos están durmiendo en estos sepulcros marcados en esta noche, esperando por esa gran resurrección donde nos vamos a encontrar nuevamente.
93                   Nunca permitan que el Espíritu se aparte de este lugar! Si se llegare a apartar, entonces no importa qué tan elocuente pueda ser su pastor, qué tan bien pueda traer la Palabra de Dios, el Espíritu de Dios ha sido contristado. Ven? Cuando podamos tener todas las cosas en compañerismo, en común, y amarnos unos a otros, entonces Dios obrará con nosotros.
94                   Y nosotros estamos señalando el tiempo, tanto que la gente va a llegar y decir: "Si Uds. quieren ver una iglesia que en verdad es humilde, una iglesia que en verdad ama a Dios, entren allá a ese Tabernáculo una vez y observen. Miren el cuidado que ellos tienen unos por otros, el respeto; cuando el Evangelio está siendo predicado, qué reverentes, con qué orden camina todo." Sí, entonces ellos pueden mirar y ver en qué tiempo estamos viviendo. Uds. verán al Espíritu de Dios moviéndose entre Uds.; grandes señales y maravillas y cosas estarán ocurriendo. Si la cosa está funcionando unánimamente, está dando la hora. Empero si no está funcionando, entonces el tiempo está parado, ya no dará más la hora. Así que, si queremos saber en qué tiempo estamos viviendo, sólo consiga que todos trabajen unánimes en el Evangelio, amándose unos a otros, amando a Dios, y las manecillas en sí marcarán la hora en la que estamos viviendo. Lo creen? [La congregación dice: "Amén."-Ed.] Seguro. Amén. El Señor les bendiga muy ricamente.
95                   Ahora, no se les olvide salir alrededor esta semana. Y si saben de algunas buenas personas enfermas que van a venir, díganles cuando vengan, díganles: "Queridos, quiero preguntarles ... Vamos a tener oración para los enfermos, el domingo por la mañana, allá en el Tabernáculo, y Uds. han estado enfermos por un tiempo, ahora yo quiero ..."
"Bueno, yo quiero ir. Yo siempre he querido ir."
96                   "Ahora, yo escuché un mensaje el domingo por la noche, de un hermano allí, de cómo nosotros debemos de confesar nuestras ofensas unos a otros y orar unos por otros, para poder ser sanados. Santiago 5:14, 13, 14, 15, ven, que debemos confesar nuestras ofensas unos a otros aun antes de venir para ser sanados. Sí. Confesar nuestras ofensas unos a otros, y orar unos por otros." Ven? Ven, eso es exactamente lo que él estaba hablando en esta noche: trae de nuevo las bienaventuranzas junto con Marcos 16. Las une, uno las tiene, y enseguida las sanidades ocurren.
97                   Miren a Jesús: no era más que una gran expresión de amor. Ven? El era Dios manifestado. El, Dios, se expresó a través de El; con razón milagros y cosas acontecieron. Fue Su Vida humilde y consagrada; de venir de ser Dios, a ser un hombre aquí en la tierra, para expresar a Dios a través de El mismo. Eso fue lo que lo hizo lo que El era. Yo siempre he dicho: "Lo que hizo a Jesús Dios, para mí, fue de la manera que El se humilló a sí mismo. El era tan grande, y sin embargo podía ser tan pequeño." Ven? Eso es correcto.
98                   El Señor les bendiga mucho. Ahora pongámonos de pie, para la despedida. Tratemos de cantarlo, (pueda que Ud. no lo sepa, hermana), es: Bendita Sea La Unión. Cantémoslo una vez, está bien? Denos el tono.
Bendita sea la unión,
Que enlaza nuestro corazón;
En comunión, los unos con otros,   
Iguala a lo celestial.
99                   Ahora al cantar esta última estrofa, tomémonos de manos, "al irnos de este calor", y simplemente digan: "Dios te bendiga, hermano, hermana. Yo estoy tan contento de estar aquí con Uds. en esta noche." Ven, algo así, y entonces dense la media vuelta. Ahora cantémoslo.
Al irnos ... (Dios te bendiga, Hermano Neville)
Se siente profundo el dolor;
Pero siempre unidas están nuestras almas,
Deseando vernos otra vez.
100              Cuánto amamos al Señor Jesús! No es así? [La congregación dice: "Amén."-Ed.]
Hasta vernos!
Hasta vernos a los pies de Jesús; (hasta vernos!)
Hasta vernos! Hasta vernos!
Dios os guarde hasta vernos otra vez!  
Cerremos nuestros ojos, y cantémoslo ahora en el Espíritu.
Hasta vernos! Hasta vernos!
Hasta vernos a los pies de Jesús;
Hasta vernos! Hasta vernos!
Dios os guarde hasta vernos otra vez!
101              Ahora con nuestros rostros inclinados. Nosotros somos hijos, los hijos de Dios. Tarariémoslo. [El Hno. Branham y la congregación empiezan a tararear: Dios Os Guarde-Ed.] Oh, cómo trae eso al Espíritu de Dios aquí!  Pueden Uds. imaginarse los tiempos primitivos cuando ellos se sentaban en las losas?
Dios os guarde hasta vernos otra vez!
102              Con nuestros rostros inclinados, le voy a pedir al Hermano Allen allá atrás, un hermano nuevo entre nosotros, si puede despedirnos con unas palabras de oración. Hermano Allen.



Descargas

(Versión Booklet)

Audio




Clic en el botón de abajo para Descargar el Audio




El León de Juda Rugiendo tiene como misión principal compartir la palabra de Dios vindicada para este tiempo, los mensajes obtenidos pueden ser consultados y verificados con los respectivos PDF's, si se desea obtener más información respecto al material expuesto en este sitio web del Rv. William Marrion Branham, puede acceder a branham.org para más información.

Información

Todos los derechos reservados de El León de Judá Rugiendo, este sitio web no contiene material ilegal, no infringe ningún derecho de autor. Nuestra premisa esta centrada en San Marcos 16:15-18, además se basa en el libre acceso de la información y el deber de compartir tanto material como información edificante para el alma. El material que posee el sitio Web, es permitido para compartir en ningún momento ha sido alterado, nuestra principal misión es difundir la palabra del Rv. William Marrion Branham.

Días On-line
Publicaciones
Comentarios

Visitas

Free counters!